4.000 tarjetas de rebajas por O Barco

La iniciativa de apoyo al comercio local está dando buenos resultados

Enlace: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/2021/02/14/4000-tarjetas-rebajas-barco/0003_202102O14C8991.htm#

El Concello de O Barco lanzó la tarjeta Máis Barco de apoyo al comercio local. El procedimiento era sencillo, había que pedirla por Internet y después pasar por Aeva a recogerla. En ese momento, el futuro cliente abonaba 30 euros y recibía una tarjeta con 50 (los otros 20 los ponía el Ayuntamiento) para gastar en los comercios adheridos (más de 130) antes del 31 de marzo. Con el plazo de solicitud ya cerrado, el edil de Comercio, Lalo Santos, asegura que se solicitaron unas 4.000 tarjetas -había 5.000 disponibles-, lo que redundará en 200.000 euros circulando por las tiendas. «¡Xa son cartos!», dice Santos. Y podían haber sido más, porque las restricciones frenaron a vecinos de otros ayuntamientos a la hora de pedirla (ante la imposibilidad de desplazarse). Y aún así, y con varias semanas por delante para que se vea la repercusión real, los comerciantes están contentos con la iniciativa.

FLORISTERÍA ESNAT
«Es una iniciativa muy bonita, para el que va a comprar y para el que va a vender». Estela Vega dice que «está empezando» a notarse en las ventas la circulación de la tarjeta. «Ha tenido mucha aceptación y es una iniciativa muy buena; es muy bonita para todo el mundo, para el que va a comprar y para el que va a vender», asegura. Ha llegado en un momento complicado, por la obligación de cerrar las seis. «En O Barco hay un gran público que viene de trabajar de las canteras, que llega aquí a las seis, entre que se arregla un poquito y baja, de siete a ocho se hacía mucha venta», recalca. Pero también lo entiende: «Hay que tener un poco de resignación, y decir ‘vamos a intentarlo’, porque si no nunca vamos a salir de esta», dice en referencia a frenar los contagios. Para facilitar las compras, en floristería Esnat han adaptado el horario y apenas cierran hora y media a mediodía y abren los sábados por la tarde. «También funcionamos mucho por teléfono, y la gente encarga después, se puede decir que desde las seis estoy teletrabajando», señala. Hoy abrirán por la mañana para los regalos de San Valentín. «Hay que enfocar el amor no solo entre parejas, también entre vecinos, y amigos… Estamos en el momento de pensar qué tenemos alrededor y qué podemos hacer para sacarle una sonrisa a quien quieres», dice.

D’CHUS
«Á xente non lle doe tanto gastar». Chus Delgado dice estar muy contenta con la campaña. «Parece que está habendo moito movemento, e paréceme un gran apoio», destaca desde su tienda de decoración y complementos, D’Chus. «Á xente non lle doe tanto gastar, porque se quería unha lámpada que custaba 40 euros, agora coa tarxeta, xenial», apunta. Estos días no hay movimiento de vecinos de otros ayuntamientos -porque está vigente el cierre perimetral- pero asegura que en enero sí tuvo clientes de Rubiá, Vilamartín, A Rúa, Carballeda o incluso Viana. El comercio ya abría los sábados, pero ahora ha adaptado el horario y no hace parón a la hora de comer. Y la gente está respondiendo, dice.

MIRANDA X
«Que a xente non puidera ir a Ponferrada salvounos a temporada». «Agora nótanse as restricións, porque co parón da hostalería parouse todo; pero é verdade que os primeiros días funcionou e movéronse tarxetas», dice Xocas Miranda. Miranda X ha ampliado horario los sábados, y también se puede ir al comercio por la tarde. «Pensando na xente das canteiras, sobre todo; e para irnos acostumando sobre todo se continúan as medidas máis alá do 17», señala. Reconoce el comerciante que el cierre perimetral de Galicia sí les benefició. «A temporada salvouse grazas a que a xente non puidese ir a Ponferrada de compras. Hai clientes que non queren comprar, porque agora todo o mundo vai en chándal… pero vendemos moito para regalo», remarca. Aventura que «cando saiamos disto vamos estar de chándal ata as narices; creo que en canto poidamos movernos a xente vai tiralo lonxe».

LAURARTE
«La gente se animó mucho». Laura Duben asegura que muchos de sus clientes llegan con la tarjeta. «La gente vino, miró y compró, se animó mucho», señala la responsable de Laurarte, una tienda de artesanía y decoración en la que también imparten talleres de restauración y otras disciplinas. En su caso asegura que con las nuevas restricciones el horario de tarde no está funcionando bien. «Después de la siesta la gente no se anima mucho», destaca.

Campaña MAIS BARCO

A campaña está dirixida ao sector comercial e da hostalaría que foi afectado polo peche obrigatorio dos pasados meses de marzo, abril e maio. Poderán acollerse autónomos e pequenas empresas do municipio do Barco de Valdeorras, que dispoñan de TPV e acepten as bases reguladoras da campaña Máis Barco. O sector da alimentación queda excluído desta promoción

Tanto os establecementos comerciais como hostaleiros deben desenvolver unha actividade encadrada dentro das actividades recollidas por esta campaña e que poden ver no seguinte enlace:

CONSULTA LAS BASES REGULADORAS

Tés ata o día 6 de xaneiro do 2021 para adherirte!!!!!!

Para calquera dúbida ou consulta pode contactar no teléfono 988321150, ou no correo electrónico aeva@empresariosdevaldeorras.com

Campaña patrocinada por:

La construcción y el comercio reflotan el empleo en Valdeorras

Los comerciantes lo achacan a la “solidaridad”, las compras navideñas y el cierre del Bierzo

Sectores como la construcción, o los servicios comienzan a demandar empleo en Valdeorras. Esta circunstancia fue constatada por los empresarios y, especialmente, por la Agencia de Colocación de la Asociación Empresarial de Valdeorras (Aeva), que preside Araceli Fernández. La orientadora laboral, Ana Belén Martínez comentó que, después de un mes de octubre y una primera quincena de noviembre, con “todo parado en octubre, comenzó a moverse en la segunda mitad de noviembre”. En los últimos días, aparecieron ofertas de empleo en peluquerías y geriátricos, pero especialmente en actividades como el comercio y la construcción. Creada en 2013, la Agencia de Colocación de Aeva tiene registradas 2.850 personas.

La “solidaridad” parece estar detrás de la tímida recuperación de un sector del comercio muy perjudicado por la competencia de las compras a través de Internet, aunque no todos los clientes recurren a este método. “Veo mucha solidaridad. Es un tú por  mí, yo por tí”, comentó María del Carmen Cruz, vocal del sector en Aeva. A esta solidaridad hay que sumarle el cierre perimetral de Castilla y León, que impide a los valdeorreses desplazarse hasta la vecina comarca del Bierzo. “El Bierzo echa de menos a la gente de Valdeorras, que iba al cine a Ponferrada y pasaba el día”, añadió. Esta situación obliga a los vecinos de Valdeorras a realizar las compras en su comarca. “Ya estoy vendiendo artículos de Navidad”, explicó la empresaria barquense,

La demanda de profesionales cualificados ya viene siendo una constante en el sector de la construcción. “Sigue sin aparecer gente buena”, comentó el empresario barquense que ocupa la vicepresidencia de Aeva, Javier Rodríguez. “No hay gente y me hacían falta peones para una obra en León”, dijo. Una situación similar se vive en la pizarra. Aquí, las empresas echan en falta trabajadores cualificados, desde electricistas, fontaneros o soldadores hasta mecánicos, así como serradores y labradores de pizarra. “En general, falta gente de Formación Profesional”, comentaron fuentes del sector pizarrero.

También los geriátricos comenzaron a demandar personal cualificado, fundamentalmente enfermeras. La pandemia del covid-19 parece ser un factor determinante en la necesidad de trabajadores que padecen los geriátricos.

Los hoteles, los más castigados

El reinicio de la oferta de empleo aún no llegó a las estadísticas de paro en la comarca de Valdeorras. Según las cifras que maneja la Xunta, los valdeorreses sin trabajo fueron 1.544 el pasado mes de noviembre, resultado del parón registrado en el mes de octubre y las primeras semanas de ese mismo mes de noviembre. En octubre, este dato era de 1.471 desempleados.

El Concello de O Barco de Valdeorras siguió la tendencia de la comarca, pasando de los 869 desempleados del mes de octubre a los 903 de noviembre. Según las últimas cifras del Sepe (Servicio Público de Empleo Estatal), que se remontan al mes de octubre, la gran mayoría de los desempleados pertenecen al sector servicios (542), seguido por el industrial (164), construcción (47), agricultura (48) y, finalmente, sin empleo anterior (68).

En todo caso, la recuperación de la oferta de empleo no es general. El sector hotelero, uno de los más castigados por la pandemia, sigue sin ver una salida a la crisis. “Es un desastre. Tenemos abierto el hotel por tenerlo. El restaurante tiene muy pocos clientes. Solo gente que trabaja pues Castilla y León está cerrada”, comentó Montserrat Rodríguez, del Hotel Monumento Pazo do Castro, en O Barco.