El colapso de Urbanismo acapara las quejas ante el Concello de Ourense

Las licencias urbanísticas se demoran meses, e incluso años, en el Concello de Ourense

El Ayuntamiento tarda hasta diez años en resolver algunas reclamaciones

El último pleno del Concello de Ourense dio el visto bueno al informe de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones del año 2020. El colapso del área de Urbanismo acapara las quejas de los ciudadanos. Más de la mitad de los expedientes tratados por ese órgano durante el ejercicio están relacionados con ese departamento.

 De los 27 asuntos abordados a lo largo del año, 15 tienen que ver con diversos trámites que deben realizarse en esa Concejalía. En el apartado de disciplina urbanística se abordaron, por ejemplo, las quejas vecinales por las molestias que ocasiona un local de la plaza Eironciño dos Cabaleiros, un expediente abierto en el año 2019 pero aún sin resolver. Más llamativo todavía es el retraso de una reclamación sobre la paralización de unas obras ilegales y la invasión de suelo público pendiente desde el año 2011 de informes técnicos.

Según el balance de la comisión, durante el año 2020 se abordaron seis quejas relacionadas por supuestos incumplimientos en la ordenanza sobre protección contra ruidos. Cuatro de ellas fueron presentadas tres años antes y otras dos son aún más antiguas: una del 2014 y otra del 2013. Ocho años después de presentada, esta última reclamación sigue sin resolverse a la espera de un informe jurídico.

Los aparejadores, molestos

La demora excesiva en la concesión de licencias urbanísticas es un problema generalizado en los ayuntamientos de la provincia. Precisamente, la Asociación de Empresarios de Valdeorras envió esta semana un escrito a todos los concellos de la comarca para manifestar su preocupación por cómo los permisos se demoran «en exceso» pese a que la ley del suelo de Galicia establece un plazo máximo de tres meses para su concesión.

La patronal valdeorresa ha puesto en marcha esta campaña tras escuchar las quejas de las empresas del sector de la construcción, pero este es un problema que afecta también a otros profesionales. De hecho, recientemente el Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos, que representa a los colegios de la Arquitectura Técnica de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra, ha puesto en marcha una campaña para denunciar la «inaceptable» ralentización de la concesión de licencias en la mayor parte de los ayuntamientos de la comunidad.

«Es intolerable que se tarde un año, año y medio o dos años en conceder una licencia», lamenta Pelayo Eyo, presidente del consejo gallego de aparejadores. «Si los plazos se ponen en tu contra desde el principio, mal asunto», añade Eyo, que resalta el impacto que tiene la paralización de grandes proyectos de construcción debido a esas demoras, pero también habla del impacto para los ciudadanos. Según explica, con la pandemia se ha incrementado «muchísimo» la demanda de obras de reforma interior y los servicios municipales están colapsados. «La gente, al quedarse en casa, empieza a verle defectos y quiere reformar el baño, cambiar las ventanas o mejorar la eficiencia energética de la cubierta. Ese tipo de obras se han incrementado una barbaridad», precisa el presidente del Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos.

Fuente: La Voz de Galicia

Enlace: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/2021/04/11/colapso-urbanismo-acapara-quejas-ante-concello-ourense/0003_202104O11C1991.htm

Comments are closed.