Concurso Os Maios 2021

Concurso Virtual de Maios

La Asociación Empresarial de Valdeorras (AEVA) y el Centro Comercial Aberto (CCA) O Barco colaboran con el Concello do Barco en la campaña #OsMaiosDoBarco.

Este 2021 y como consecuencia de la crisis sanitaria Covid-19, los Mayos dan el salto a las redes sociales con la campaña #OsMaiosDoBarco en la que se contemplan dos acciones.

Por una parte, se busca que la sociedad valdeorresa inunde sus redes sociales con fotos y vídeos de Mayos, de flores y de Coplas.

Por otra parte, se propone un concurso virtual con cuatro categorías: Maio tradicional, enxebre ou artístico (vídeo o foto), Maio (representación plástica o meme), Coplas cantadas (texto o vídeo) y Coplas escritas (texto o meme).

Se establecen tres premios por categoría que consisten en vales de compra para invertir en los establecimientos comerciales y hosteleros asociados a AEVA y al CCA O Barco.
El plazo para presentar creaciones (una creación por participante) empezará a las 9:00 horas del 30 de abril y terminará a las 14:00 horas el 3 de mayo.

Los participantes deberán, primero, cubrir el formulario de participación y, segundo, enviar su propuesta al correo aeva@empresariosdevaldeorras.com

En el siguiente enlace se pueden consultar las bases del certamen y el formulario de participación:

https://docs.google.com/forms/d/16g8mGk5xCg5u2B5QgG-9n-epthBlOeqpGKn3iks9LJY/viewform?fbclid=IwAR3CD2irwh0oWm64wUG2eMMCKwLNvm7eeRjt7e0pXOkdvVmxd_ysIFOuIcg&edit_requested=true

«Es incomprensible» que la concesión de una licencia urbanista tarde «entre 18 y 20 meses»

Desde el Consello Galego de Arquitectos y Aparejadores Técnicos ha mostrado su apoyo ante la queja de AEVA

La Asociación de Empresarios de Valdeorras — AEVA — ha recibido el apoyo del Consello Gallego de Aparelladores e Arquitectos Técnicos en su intención de agilizar el proceso de las licencias urbanísticas. Este descontento fue transmitido por la entidad a todos los concellos de la comarca hace unas jornadas tras recibir las pertinentes quejas de las empresas del sector de la construcción que forman parte de la asociación. En el escrito se solicitaba más rapidez en los trámites administrativos.

Desde el estamento de arquitectos y aparejadores subrayan que no es comprensible que «una licencia tarde entre 18 y 20 meses para ser concedida». Estas acciones, explican, obligan a demorar en el tiempo los diferentes proyectos con el perjuicio económico que puede acarrear para la economía de Galicia.

Desde el propio consello estudian soluciones a esta problemática. Entre sus propuestas, un posible cambio legislativo o el visado colegial, que aseguraría el control de la legalidad y agilizarían el proceso de concesión de licencias.

Proponen además a los concellos destinen parte de sus ingresos por tasas e impuestos de licencias a reforzar sus equipos de personal técnico para así reducir unos plazos «hoy inasumibles». Por último, han traslado las preocupaciones a la Consellería de Medio Ambiente, Infraestructuras e Vivenda, al director xeral del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) y a la Federación Galega de Municipios y Provincias.

AEVA recibe respaldo del Consello de Aparelladores en la solicitud de mayor agilidad a las licencias urbanísticas

El organismo que representa a los colegios profesionales de aparejadores y arquitectos busca soluciones a la demora de tramitación de los ayuntamientos

El Consello Galego de Aparelladores e Arquitectos Técnicos de Galicia respalda la solicitud de AEVA para que se agilice el proceso de concesión de licencias urbanísticas en los ayuntamientos de Valdeorras.

En respuesta a un escrito remitido por las Asociación de Empresarios de Valdeorras, el citado organismo, que representa a los colegios profesionales de aparejadores y arquitectos gallegos, argumenta que “no es comprensible” que el tiempo de concesión de una licencia urbanística municipal tarde entre 18 y 20 meses, incluso que este plazo se exceda en el tiempo.

Explica que al tratase de un asunto que afecta al futuro económico de Galicia y que implica a múltiples actores, el Consello trabaja en la búsqueda de soluciones. De hecho, trasladó esta preocupación a la conselleira de Medio Ambiente, al director xeral del Instituto Galego da Vivenda e Solo y también a la Federación Galega de Municipios y Provincias (Fegamp).

El Consello de Aparelladores e Arquitectos considera que el visado colegial podría ser una herramienta efectiva que asegurase el control de la legalidad y acelerase el proceso de concesión de licencias y proponen que los ingresos por tasas e impuestos de licencias se destinen a reforzar los equipos de personal técnico, para así poder reducir unos plazos que, estima, “hoy son inasumibles”.

Estudiarán posibles cambios legislativos, por ejemplo que el silencio administrativo en este trámite sea positivo.

Finalmente, dicho organismo ha dado a conocer a AEVA que están recibiendo adhesiones de sus propuestas por parte del sector y que se mantendrán en contacto con el colectivo empresarial de Valdeorras para informarle de los avances y contribuir así, entre todos, a la reactivación de la economía en Galicia.

Fuente: Valdeorras de cerca
Enlace: https://www.valdeorrasdecerca.com/aeva-recibe-respaldo-del-consello-de-aparelladores-en-la-solicitud-de-mayor-agilidad-a-las-licencias-urbanisticas/

La escasez de algunos perfiles deja oferta laboral sin cubrir en Valdeorras

Andamios en una calle de O Barco, donde el sector de la construcción echa en falta operarios.

Sectores como construcción, pizarra o servicios no encuentran los trabajadores demandados

La Agencia de Colocación de la Asociación Empresarial de Valdeorras (AEVA) registró un aumento superior al 8 % de los demandantes de empleo en los tres primeros meses del año. Según los datos facilitados por la entidad, las 1.816 personas inscritas el 1 de enero aumentaron hasta los 1.974 actuales, o lo que es lo mismo, son 158 los usuarios nuevos. Este incremento de demandantes en la citada Agencia contrasta con los problemas que tienen las empresas para encontrar trabajadores.

En la organización empresarial llaman la atención acerca de la necesidad de personas especializadas en el manejo de ordenadores y sistemas informáticos. También echan en falta profesionales de peluquería, pues AEVA llegó a registrar tres ofertas simultáneas. El problema también abarca el campo sanitario, en el que se aprecian serios problemas para encontrar médicos, pues se muestran reacios a venir a Valdeorras, pero también enfermeras. Respecto a este último colectivo cabe reseñar que muchas son solicitadas por las residencias para la tercera edad en lugar de las auxiliares que demandaban antes.

No se entiende cómo, habiendo el paro que hay, el mundo empresarial no encuentra gente. No es normal que haya tantas personas sin trabajo cuando hay ofertas”, comenta la presidenta de AEVA, Araceli Fernández del Palacio. “Si no encuentras personal, las empresas no pueden producir y mejorar los sueldos”, añade. Indica que la solución no es sencilla y plantea que “los gobernantes deberían sentarse para analizar la oferta de trabajo, deben sentarse las fuerzas políticas para consensuar una ley de Educación y que no se cambie cada vez que varía el poder”. Araceli Fernández considera que “si se abusa de los derechos el sistema no puede sostenerlos”. La también gerente de la bodega Godeval, en O Barco, afirma que también este sector sufre la falta de personal. “En la vitivinicultura también hay veces que tenemos problemas para encontrar gente”, asegura.

En la Agencia de Colocación de AEVA, entidad autorizada por el Servicio Público de Empleo, además de apuntar el aumento de usuarios en este año, también subrayaron un incremento en los emigrantes que acuden a ella en busca de algún empleo en la pizarra, la hostelería, el comercio o servicio doméstico, principalmente.

Aumenta el uso de piezas prefabricadas

En febrero, la comarca de Valdeorras registró 1.538 desempleados, según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), fueron un 10% más que los 1.396 de ese mismo mes de 2020. Más de un centenar de los demandantes de empleo pertenecen al sector de la construcción, precisamente uno de los más castigados por la falta de trabajadores. “No hay profesionales”, comentaron fuentes empresariales.

Esta falta de personal ya está teniendo sus consecuencias en la construcción de viviendas. La carencia se está sustituyendo con la producción de piezas fabricadas. “Ya se empiezan a construir edificios nuevos con piezas prefabricadas, debido a la falta de personal y al menor coste”, afirman las mismas fuentes.

El problema afecta a todos los campos, desde el técnico preventivista hasta el albañil, pasando por la carpintería, electricidad y fontanería. “Hay empresarios que no pudieron ejecutar obras por falta de trabajadores”, afirman en AEVA. Son muchas las empresas que deben descartar contratos de obra por esta circunstancia. La utilización de piezas prefabricadas es la solución encontrada al problema, pues bastará con encontrar “gente que sepa atornillar”.

Fuente: La Región

Enlace: https://www.laregion.es/articulo/valdeorras/escasez-algunos-perfiles-deja-oferta-laboral-cubrir/202104092246301019803.html

 

El colapso de Urbanismo acapara las quejas ante el Concello de Ourense

Las licencias urbanísticas se demoran meses, e incluso años, en el Concello de Ourense

El Ayuntamiento tarda hasta diez años en resolver algunas reclamaciones

El último pleno del Concello de Ourense dio el visto bueno al informe de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones del año 2020. El colapso del área de Urbanismo acapara las quejas de los ciudadanos. Más de la mitad de los expedientes tratados por ese órgano durante el ejercicio están relacionados con ese departamento.

 De los 27 asuntos abordados a lo largo del año, 15 tienen que ver con diversos trámites que deben realizarse en esa Concejalía. En el apartado de disciplina urbanística se abordaron, por ejemplo, las quejas vecinales por las molestias que ocasiona un local de la plaza Eironciño dos Cabaleiros, un expediente abierto en el año 2019 pero aún sin resolver. Más llamativo todavía es el retraso de una reclamación sobre la paralización de unas obras ilegales y la invasión de suelo público pendiente desde el año 2011 de informes técnicos.

Según el balance de la comisión, durante el año 2020 se abordaron seis quejas relacionadas por supuestos incumplimientos en la ordenanza sobre protección contra ruidos. Cuatro de ellas fueron presentadas tres años antes y otras dos son aún más antiguas: una del 2014 y otra del 2013. Ocho años después de presentada, esta última reclamación sigue sin resolverse a la espera de un informe jurídico.

Los aparejadores, molestos

La demora excesiva en la concesión de licencias urbanísticas es un problema generalizado en los ayuntamientos de la provincia. Precisamente, la Asociación de Empresarios de Valdeorras envió esta semana un escrito a todos los concellos de la comarca para manifestar su preocupación por cómo los permisos se demoran «en exceso» pese a que la ley del suelo de Galicia establece un plazo máximo de tres meses para su concesión.

La patronal valdeorresa ha puesto en marcha esta campaña tras escuchar las quejas de las empresas del sector de la construcción, pero este es un problema que afecta también a otros profesionales. De hecho, recientemente el Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos, que representa a los colegios de la Arquitectura Técnica de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra, ha puesto en marcha una campaña para denunciar la «inaceptable» ralentización de la concesión de licencias en la mayor parte de los ayuntamientos de la comunidad.

«Es intolerable que se tarde un año, año y medio o dos años en conceder una licencia», lamenta Pelayo Eyo, presidente del consejo gallego de aparejadores. «Si los plazos se ponen en tu contra desde el principio, mal asunto», añade Eyo, que resalta el impacto que tiene la paralización de grandes proyectos de construcción debido a esas demoras, pero también habla del impacto para los ciudadanos. Según explica, con la pandemia se ha incrementado «muchísimo» la demanda de obras de reforma interior y los servicios municipales están colapsados. «La gente, al quedarse en casa, empieza a verle defectos y quiere reformar el baño, cambiar las ventanas o mejorar la eficiencia energética de la cubierta. Ese tipo de obras se han incrementado una barbaridad», precisa el presidente del Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos.

Fuente: La Voz de Galicia

Enlace: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/2021/04/11/colapso-urbanismo-acapara-quejas-ante-concello-ourense/0003_202104O11C1991.htm